• BIO

  • MP3

  • Vídeos

[ Próxima actuación ]
Si tienes una idea, ámala.

29 de septiembre de 2014

Un mal día que se arregla

Cualquiera puede tener un mal día... no seas cualquiera.
No seas cualquiera

No quiero que pase ni un segundo más sin traer unas líneas a casa. Serán las que tengan que ser, entiende, que el silencio es necesario... tanto como el sonido o ver las cosas desde cierta distancia.

Contesto a la pregunta repetida: ¿Y la música qué...? (pausa dramática) ¿La dejaste?

La Música no se deja, no la olvidas, no se marcha. Late por dentro y suena en cualquier despiste sin que lo puedas evitar. Cuando te encuentra trabajando -como dice la famosa frase a cuenta de la inspiración- la compartes con cuerpo de canciones, momentos o escenarios. Puede que bailes, sientas, llores, rías... te acompaña. Es una parte inseparable del aire que respiras, disfrazada de notas, armonía, ritmo y tempo... no se deja dejar y aunque no espera, siempre aparece.


Cualquiera puede tener un mal día... incluso cuando tu felicidad es un rato y eres feliz a grandes rasgos. Suena la música correcta con la luz apropiada y huele a café en el pasillo desde primera hora. Simplemente, un día, la extrañas y cada cosa que tocas se contagia de la misma forma que un buen estribillo.

Puede que no me creas si te digo que mi día dejó de ser -un mal día- en el momento de escribir la primera frase y ver lo que queda de semana por delante, la lista de proyectos que lanzar, los caminos que recorrer, los mapas en blanco...  afortunadamente, cuando me miro al espejo sé que, sin ser nadie, no soy cualquiera.

Sin embargo, aunque no lo creas, pensaba en ti:
Tú tampoco eres cualquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pss... deja tu comentario ;)