• BIO

  • MP3

  • Vídeos

[ Próxima actuación ]
Si tienes una idea, ámala.

25 de septiembre de 2015

A medio camino



La buena noticia es que pasé los 30 y alcanzo una incierta madurez cuando hablo lo que pienso y siento lo que digo. Esa típica inmadurez que transmite una seguridad que no tenemos, con unos principios que están por encima de la moral de nuestra clase política y la impotencia de una justicia sin medios para ser justa o colmar un objetivo mínimo: que las leyes se apliquen a todos por igual y la democracia sea un instrumento de bienestar.

La mala es que no llego a los 45 por lo que no soy parte de ese número de españoles que necesitan coberturas especiales (menor de 30 o mayor de 45 años) para afrontar el mercado laboral o la oferta formativa de reciclaje... no las necesito (#sarcasmo).

Tan maduros que podemos aguantar el límite de 30 años en las ofertas de trabajo que benefician a candidatos menores de esa franja de edad y discriminan al resto hasta que cumplan 45... gracias al fomento -mediante subvenciones o beneficios- de ese tipo de contratación. Somos maduros, educados y aceptamos todo lo que nos digan.

Tampoco somos de esos que salen a una plaza a recordar o movilizar al pueblo para revindicar que la Constitución sirve tanto para asegurar el marco de convivencia de las autonomías como para garantizar los derechos de todos... somos más pero muchos no participan.

Está claro que es un drama que un español menor de 30 años no pueda acceder a una vivienda por no contar con un trabajo, que seamos la cola de Europa en ese aspecto pero, seamos serios, es más preocupante que uno mayor de 30 y menor de 45 años, no pueda acceder a ese trabajo por no estar incentivada la contratación de su "perfil" desde las leyes, programas y ayudas al fomento del empleo que promueve el Gobierno y Europa. Más drama, si tienes hijos y la única escapatoria es recurrir al calor de los abuelos para aguantar el golpe... eso, el que puede, claro.

En este país si tienes mi edad, te invitan desde el Gobierno a ser Autónomo y aguantar lo que venga. Pero tampoco te ayudarán, seguirán a medio camino y lo que puede parecer una ayuda de 6 meses es una trampa de 3 años... para eso, los españoles no somos europeos.

Muchas aspiraciones -por cuenta ajena- se limitan a no ser un trabajador pobre o salir de ese nuevo tipo español que sueña con ser mileurista, tener unos días de vacaciones al año y sobrevivir. Sin más objetivo que pasar por la vida escapando cada mes... y escapar.

Así que hoy, en el primer día después de mi cumpleaños, te invito, a ti que tienes entre 30 y 45 años a que luchemos, si quieres, que luchemos juntos. Si eres de esa generación que sigue a medio camino entre los 80's y WhatsApp sabrás y sufrirás parte de lo que hablo... nada de lo que vivimos en nuestro día a día se corresponde con los valores de la Constitución y los beneficios de ser europeos que nos enseñaron cuando éramos críos.

Estamos aquí y no nos conformamos con las migajas de una transición que terminó en destape y cuatro avances sociales... somos y seremos, nosotros, el motor de nuestra sociedad en los próximos 15 años y ni siquiera tenemos la certeza de una pensión, cobertura sanitaria o acceso a servicios mínimos de energía.

Te invito a que sigas luchando y alcances tus metas, por más que todos piensen que, a tu edad, estás a medio camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pss... deja tu comentario ;)