• BIO

  • MP3

  • Vídeos

[ Próxima actuación ]
Si tienes una idea, ámala.

9 de diciembre de 2015

Tienes un problema... y yo.


Decidir, ese gran dilema. 20-D


A nadie le gusta perder, es por norma, que no nos gusta sucumbir ante el argumento de otro y reconocer el error en una apuesta personal. Si nos jugamos los cuartos, la cosa se agudiza y potencia el deseo de agarrase a cualquier salvavidas que garantice un empate o minimice la derrota. Ese es uno de los males que sufrimos, el miedo a perder o a equivocarnos que bloquea nuestro poder de decisión y distorsiona nuestros objetivos. Si te quedas sentado y das la espalda a las elecciones, seguramente, volverá a pasar lo mismo. 

Preocupados por ganar o perder, como si de un partido de fútbol se tratara, los seguidores de las diferentes formaciones políticas agitan sus banderas -hasta cantan- mientras espetan a su entorno con unos argumentos que suelen quedar por encima de su capacidad intelectual y por debajo de la verdadera razón: el interés personal.

Así, los forofos, defienden 'colores' en vez de 'programas políticos' y oímos -con la complicidad de los medios de comunicación- alusiones reiteradas a "fichajes estrella", "porras de resultados", partidos que se nombran por su imagen corporativa, ganadores de asaltos debates... en esfuerzos por hacer más atractiva la cita electoral.


Pero todo ese ruido, constante, es un problema. Mires donde mires, vas a tener a alguien aseverando su verdad absoluta -cual cuñado- sobre lo que va a pasar si PODEMOS llega al poder o si C's es la segunda fuerza política y es la llave de gobierno. Dando por muerta a IU (Unidad Popular), precipitando un descalabro del PSOE o un divorcio entre los votantes del Partido Popular y Mariano Rajoy.

Hay que lidiar con las mentiras de los grupos de presión, los bulos, las cadenas de Facebook, los memes, el sarcasmo, la manipulación, etc. esgrimiendo como única defensa: una duda razonable o el silencio. Todo, para evitar una reacción acalorada.

Mientras, tienes un problema de responsabilidad; hay que usar la valentía, definir nuestro objetivo personal (nuestro interés) y pensar el objetivo colectivo. Hay que fijar nuestra posición y compartirla. Hay que demostrar una capacidad de debate que no han sabido desarrollar, en estos cuatro años, los supuestos profesionales (los políticos) y debes poner la cara por unos señores que, dentro de unas semanas, pueden sufrir un lapsus mental que dure hasta el próximo año electoral.

Nadie va a decidir por ti, así que, tienes un problema.    

Lo peor es que verás un despliegue de voces que, sin ser más que opiniones, serán repetidas y añadidas al argumento a fin de provocar que tapes tus oídos, cierres la ventana o no participes. Dejar las cosas como están, sin complicaciones y hacer que tu silencio se transforme en otro "voto conservador"... esos, que quieren mantener lo establecido aunque les perjudique.

Mi problema es que considero que eso, NO VOTAR, es perder; No puede ganar otra vez, como en las últimas elecciones, la abstención.

Así que, desde que la vida te dé un respiro, pincha en Google "programa elecciones 2015" y deja de usar los cortes que seleccionan en las noticias. Encuentra todos los accesos a los programas (PP, PSOE, IU, UPyD, Podemos, Ciudadanos...) en rtve o visita la web de aquellas opciones que se ajustan a tus principios y te hacen dudar... si te quedas igual, tienes un problema -con solución y sin miedo- que resolver antes del 20-D. Hazlo.  

Ya lo tienes claro, cambia tú y ofrece tu ayuda a quien lo pueda necesitar.

Si tu problema es que no existe una opción válida (o aceptable) para expresar tu voto, deberías plantearte un traslado inminente a otra isla desierta... el resto, estaremos aquí, intentando darte motivos para que tengas sangre en la venas y participes. Sí, eso también es mi problema. El nuestro.

Al final, lo único importante es que puedas dormir pensando que tomaste la decisión correcta y eso, no se consigue si, por miedo a perder, pierdes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pss... deja tu comentario ;)